Juan Manuel Haddad cuenta el origen de Maite, el lawyer bot de Telefónica

Juan Manuel Haddad es abogado y actual Regulatory and Competition Affairs Manager en Telefónica (Argentina). Pionero en el cruce entre tecnología y legales en su país, hoy tiene a su cargo el desarrollo de Maitelawyer bot de la empresa que, con Inteligencia Artificial, brinda servicios de asistencia a profesionales del derecho y ayuda a las personas ante diversas consultas jurídicas.

1. -¿Cómo surgió la idea de un asistente legal automatizado como Maite en Telefónica?

-En 2014, vimos una necesidad específica en el tema de los oficios judiciales: teníamos información en papel a través de un formulario fiscal y desarrollamos un robot que tomaba el contenido y lo pegaba en el sistema. Pudimos ver que había un valor en eso. Después dimos un gran salto con Maite para empezar a resolver tareas y consultas sencillas a través de la inteligencia artificial. Fue un largo proceso interno porque el problema de todas estas soluciones es el ROI: es difícil de justificarlo para avanzar internamente cuando tenés que conseguir  presupuesto. En principio, Maite estaba destinado para uso interno y este año se nos apareció un cliente, por lo que ahora lo lanzamos como un producto al mercado con todo lo que eso implica. Para nosotros es un caso de éxito.

2. -Entonces, lo que surgió como una necesidad interna de asistencia legal lo transformaron en un producto para ofrecer externamente…

-Exactamente, estamos en ese proceso. Teníamos el cliente, pero el producto no.  Tuvimos que acomodarnos y ver la demanda en la construcción del producto. Estamos transformándonos.
Nosotros nos convertimos de cliente a proveedor del ecosistema legal. Es un rol raro porque los estudios jurídicos empiezan a representar un poco de competencia debido a que ellos, a su vez, brindan servicios a otras empresas. A través de Maite nosotros podemos brindar alguna de las capas de aquellos servicios, eso es algo novedoso. Otro aspecto novedoso es que el primer cliente es de Paraguay. Telefónica no tiene operaciones en ese país. Telefónica se metió en un mercado que no existía, a través del vertical de Maite. 

3. -¿Cuál es tu formación? ¿De qué manera comenzaste a vincularte con la digitalización y la tecnología? 
 
-Soy abogado. Yo jugaba al fútbol en Platense y por circunstancias de la vida dejé de jugar. En ese momento comencé a trabajar con mi papá que es abogado. Me acuerdo de las primeras veces que fui a tribunales, era algo que no era para mí y no era la forma en la que quería ejercer la profesión. En el 98 fue la fiebre de las punto com e hice un portal jurídico con dos amigos que me ayudaron a desarrollarlo y aprendí un montón de cosas relacionadas a la tecnología. Después, entré a trabajar en un estudio que se dedicaba a la tecnología. 
 
4. -¿Cuál es la principal audiencia de Maite? 
 
-Maite está pensado para ayudar a las personas a conocer sus derechos. La misión es lograr que las personas conozcan sus derechos y simplificar esa asimetría de información que hay entre un abogado, que alguna vez leyó el código civil o sabe cómo se hace algún trámite, y las personas que, porque nunca lo leyeron o porque nunca lo hicieron, quedan fuera o tienen que pagar montos excesivos para acceder a trámites sencillos como una jubilación o el registro de una marca. La visión de Maite es dar acceso a toda esta información. A las personas les soluciona casi el 80% de sus necesidades porque las preguntas que se hacen son sencillas, por ejemplo “cuándo se vence un contrato”.
 
5. -¿Puede llegar a reemplazar a un profesional o es una herramienta que asiste al profesional?

-Me parece que hay que diferenciar las tareas con el trabajo. Yo creo que el trabajo no es reemplazable, lo que sí es reemplazable son determinadas tareas que se realizan día a día. El lema que tenemos en Telefónica es que lo que es aburrido y repetitivo se automatiza, para poder enfocarnos en las cosas que realmente nos gusta. Lo que sí me parece que va a suceder es que los abogados que hayan basado su profesión en la asimetría de información no van a poder mantener esa forma de ejercer la abogacía. Con esto me refiero a los abogados que cobran por lo que conocieron o leyeron antes que otra persona, ese tipo de abogados probablemente se vea amenazado.

6. -¿Maite se especializa en algún campo específico del derecho?
 
-Maite es un asistente virtual y busca determinadas respuestas a preguntas básicas sobre temas concretos. Resuelve consultas y tareas de documentación de diferentes ramas del derecho. En ciertos casos de uso, se le hacen preguntas sobre privacidad o sobre clientes, pero no tiene una especialidad en el derecho. Por ejemplo, sería imposible que logre  resolver un homicidio porque justamente no es algo simple.  
 
7. -¿Cuáles son las principales consultas que se le hacen a Maite?
 
-Los primeros casos de usos son preguntas de contrato, como cuál es el vencimiento,  cuál es el precio y diferentes cosas básicas. Otro caso de uso, por ejemplo, es clasificar la información que ingresa a determinada organización y la posterior derivación al área que corresponda. También se realizan consultas sobre las licitaciones públicas, por ejemplo: cuando uno va a licitar determinada jurisdicción, cuáles son los requisitos; y cuándo se puede hacer la operación directa. Nosotros lo usamos mucho porque Telefónica participa de bastantes licitaciones. Además, se hacen preguntas sobre clientes y privacidad.
 
8. -¿Cuál es el entrenamiento que requiere Maite? 
 
-Tenemos un equipo de legales y otro especializado en big data e inteligencia de negocios. Estuvimos aprendiendo cómo se entrena Maite en cuanto a las preguntas básicas y cuáles son las reglas para preguntar y aprender el lenguaje.  Uno de los mayores obstáculos que tenemos ahora es aprender cómo le preguntaría alguien de Paraguay a Maite. Además, a medida que se vaya extendiendo en Latinoamérica, deberemos tener en cuenta los diferentes requisitos legales de cada país.

Deja un comentario